//
estás leyendo...
Hierbas Medicinales

Dinah Veeris, le canta a las plantas

Dinah Veeris

Dinah Veeris

Por MARÍA ESTHER ESTRADA M.A. / CORRESPONSAL / El Sol de México

ÁMSTERDAM, Holanda. (OEM-Informex). Dinah Veeris, guardiana de una tradición milenaria. Es una mujer de 75 años que parece y se siente más joven. Llena de vida y proyectos, pasea por el jardín medicinal que ha creado en las afueras de Willemstad, Den Paradera, donde tiene ejemplares de todos los árboles y hierbas que a lo largo de los siglos han crecido en la isla.

Docente de profesión, un par de décadas atrás nació su interés en el poder sanador de las hierbas. Para su sorpresa descubrió que en la isla muchas de las plantas con propiedades curativas se encontraban en peligro de extinción. Decidió tomar acciones destinadas a evitar que esto sucediera.

Para empezar estudió herboristería y medicina alternativa en Estados Unidos, Cuba, Indonesia, Holanda y Venezuela, además de entrevistar a muchas personas que sabían usar las hierbas para curar cuerpo y alma. Compró un terreno grande donde construyó su casa y dejó el resto libre para su “jardín curativo”.

Dinah VeerisSe sabe que antes de que llegaran los españoles a la isla los indígenas tenían tres plantaciones de hierbas medicinales. Aunque la Iglesia persiguió a quienes las usaban para aliviar dolencias físicas y mucho más si las combinaban con ritos espirituales, el conocimiento se mantuvo en secreto y se sumó al que aportaron los esclavos africanos que llegaron a la isla con nuevas plantas.

Dinah ha escrito dos libros donde compila parte de su saber. En su jardín tiene un pequeño laboratorio donde prepara remedios para muchos males, como dolores de cabeza o estómago, ácido úrico, eczema, diabetes, presión arterial alta, insomnio y problemas respiratorios. También ofrece baños terapéuticos con hierbas y clases de herboristería.

Cada vez tiene más trabajo, así que su hijo, Shastri Moesker, quien vivía fuera de la isla, regresó para ayudarla. Después de la entrevista con Dinha él nos llevó en un tour por el jardín.

Les comparto algo de lo que aprendí:

-Los nativos plantan el árbol de carawara frente a sus casas para atraer la buena suerte.

-Las flores blancas de la amapola se usan para tratar el reumatismo.

-La guanábana puede ayudar a prevenir el cáncer.

-El wayaka es un árbol reverenciado en la isla ¿Por qué? Debido a que todo el año tiene follaje y ofrece una sombra muy apreciada en esta isla tropical, se dice que transmite paz y energía a quien se acoge a su sombra por uno o dos minutos.

-Los tallos del arbusto capparis flexiosa han sido usados por años como cepillos de dientes.

-La moringa oleifera tiene vitaminas, minerales y antioxidantes para ayudar a un bienestar integral. Le aseguro que una cápsula al día hace maravillas por usted.

Dejé Den Paradera con la imagen de Dinah cantándole a una planta enferma que reposaba en una hamaca. Dice su hijo que por las mañanas siempre la ve tarareando en su jardín, convencida que hablarles a las plantas ayuda a su bienestar.

Artículo Completo: El Sol México
Sitio Web de Dinah Veeris (inglés): www.dinahveeris.com

Anuncios

Comentarios

Aún no hay comentarios.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Follow Horticultura Ecológica en Casa on WordPress.com

Introduce tu dirección de correo electrónico para seguir este Blog y recibir las notificaciones de las nuevas publicaciones en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 6 seguidores

A %d blogueros les gusta esto: